Las coincidencias más extrañas de la historia

A lo largo de la historia se han suscitado situaciones que nos hacen pensar y cuestionar si son simples coincidencias o existe algo más allá, algo que no podemos o no queremos entender, algo que escapa al raciocinio y lo común, sea como sea, es interesante analizarlas, ya que después de hacerlo seguro nos sumaremos al grupo de personas que se preguntan: ¿Será una coincidencia?

A continuación te presentamos algunas de las coincidencias más extrañas que han sucedido a lo largo de la historia.

La maldición de la tumba de Tamerlan

Las coincidencias más extrañas de la historia

El 20 de junio de 1940, un grupo de arqueólogos soviéticos descubrieron la tumba de Tamerlan y en ella una inscripción que decía “Quien abra mi tumba desatará un invasor más terrible que yo”. La tumba fue abierta, lo que sucedió dos días después fue que Alemania invadió la Unión Soviética. ¿Se cumplió la maldición?

Viena ¿cuna de genocidas?


Las coincidencias más extrañas de la historia

Existen a lo largo de la historia, 3 famosos responsables de la muerte de un aproximado de 80 millones de personas, son; Stalin, Hitler y Franz Josef, todos vivieron en Viena al mismo tiempo.

Gemelos separados con vidas similares

Las coincidencias más extrañas de la historia



En 1939 nacieron en Ohio unos hermanos gemelos, quienes fueron adoptados por dos distintas familias y separados desde ese momento, sin embargo, las coincidencias en sus vidas son asombrosas: Ambos fueron llamados James por sus padres adoptivos, al crecer ambos fueron oficiales de policía y se casaron con mujeres llamadas Linda, cada uno tuvo un hijo, uno llamado James Alan y otro llamado James Allan, ambos tuvieron un perro llamado Toy, finalmente y como si no fuera suficiente, ambos se divorciaron y se volvieron a casar con mujeres llamadas Betty.

Las víctimas de la Represa Hoover

Las coincidencias más extrañas de la historia

El primer y último trabajador que murió durante la construcción de la represa Hoover tuvieron un vínculo muy cercano: J.G. Tierny fue el primero y murió el 20 de diciembre de 1922 y el último fue su hijo y también murió un 20 de diciembre de 1935.

Hitler, Napoleón y el número 129


Las coincidencias más extrañas de la historia

Hitler nació 129 años después de Napoleón, llegó al poder 129 años después de Napoleón, invadió Rusia 129 años después de Napoleón y fue derrotado 129 años después de Napoleón.

La mala suerte de los cruceros


Las coincidencias más extrañas de la historia

Existe un símbolo de la mala suerte para los cruceros, su nombre es Violet Jessop, azafata y enfermera de profesión y que fuera conocida como “Srta. Insumergible” ya que sobrevivió a tres accidentes de cruceros: el Olympic cuando golpeó al Hawke, el Britannic cuando golpeó una mina, y finalmente también estaba en el Titanic cuando ocurrió la desgracia mundialmente conocida.

Mark Twain y el cometa Halley

Las coincidencias más extrañas de la historia

El cometa de Halley atraviesa la Tierra cada 76 años, resulta que da la casualidad que Mark Twain nació durante su paso en 1835, y murió 76 años después cuando volvió a aparecer en 1910.

“Haz lo que digo, no lo que hago”

Las coincidencias más extrañas de la historia



El astrónomo sudafricano Daniel du Toit era una conocido conferencista, precisamente, cuanto tenía 49 años se encontraba dando una de ellas y tratando el tema de lo impredescible que puede ser la llegada de la muerte, cuando terminó, decidió lanzarse una menta a la boca, al parecer lo hizo con mucha fuerza ya que terminó por ahogarse y murió.

La bala vengadora

Las coincidencias más extrañas de la historia



Esta es una historia increíble, se trata de un hermano buscando venganza ya que su hermana decidió suicidarse luego de una decepción amorosa, el culpable de la pena, Henry Ziegland. Cuando el hermano de la mujer lo ubicó, le disparó, pero falló y la bala quedó alojada en un árbol. Años más tarde Henry decidió dinamitar sus tierras para limpiarlas, al hacerlo la bala salió disparada e impactó en él…. matándolo.

Muertes sorprendentes de gemelos


Las coincidencias más extrañas de la historia



 Son conocidas las experiencias similares de gemelos en vida, pero sabías que también las hay cuando analizamos sus muertes?  El 22 de mayo de 1975, los gemelos John y Arthur Mowforth sufrieron ataques cardíacos, ellos no estaban juntos, vivían a 120 km de distancia, por lo tanto ninguno de los dos conocía de la situación del otro,  fueron ingresados ​​en hospitales distintos y poco tiempo después… murieron.

Casualidad real


Las coincidencias más extrañas de la historia



En una de las salidas del rey Humberto I de Italia, descubrió que él y el dueño del restaurante en el que estaban, habían nacido el mismo día en el mismo lugar y ambos se habían casado con una mujer llamada Margherita. Años más tarde, el 29 de julio de 1900, el rey supo que el dueño del restaurante había sido asesinado a tiros en la calle. Más tarde, ese mismo día, el rey también fue asesinado.

Allen Poe y el libro que se hizo realidad

Las coincidencias más extrañas de la historia

La novela de Edgar Allen Poe, “Las aventuras de Arthur Gordon Pym”, narra los problemas surgidos durante un viaje a la antártica. Narra la historia de 4 naúfragos que, para sobrevivir, deciden comerse al chico de la cabina, Richard Parker, esta información no tendría nada de particular si no fuera porque en 1884, un barco llamado Mignonette se hundió, dejando cuatro sobrevivientes y adivina… también decidieron comerse a alguien, el chico de la cabina, su nombre… Richard Parker.   

Y ahora qué opinas? Simple coincidencia?

Espero que esta información sobre Las coincidencias más extrañas de la historia, haya sido de tu agrado.

Que tengas un buen día con www.muyvirales.com

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *